16 DE ABRIL DE 2007

Los 8+ de Anodis

Deportistas mexicanos: atléticos, sagaces y entregados
Anodis ha demostrado que la belleza estética no está peleada con el talento, y mucho menos con el deporte. Atletismo, box, luchas, natación y por supuesto fútbol, son las actividades que practican o practicaron los protagonistas de este ranking.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



Futbolistas, atletas y luchadores, también son atractivos

Artículos relacionados:

Infecciones de transmisión sexual: las más comunes

Las aplicaciones más gays para iPhone

Elecciones 2010: diversidad sexual sobre el ring político

Las noticias de Anodis más candentes de 2009

Los 8 platillos que no pueden faltar este fin de año

Los futbolistas más atractivos de la Liga española

Los políticos gays más destacados en el mundo

Los nuevos y más vanguardistas museos del mundo

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
8. Alejandro Cárdenas.- Este velocista mexicano, nacido el 4 de septiembre de 1974 en Hermosillo, Sonora, además de ser reconocido por su entrega y dedicación al atletismo, también fue y sigue siendo ubicado por su muy particular look: totalmete a rapa.

Tras formar parte del equipo mexicano de relevos 4×100 en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, Alejandro se inclinó por el decatlón. A partir de entonces conseguría diversas medallas, entre ellas una bronce en los Juegos Panamericanos de 1995 y otra del mismo material como integrante del relevo 4×100.

En 1996, pasó a la prueba de 400 metros lisos, en la que llegó a las semifinales de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. También fue medallista de bronce en Sevilla 1999.

Cárdenas, quien fuera uno de los mejores velocistas de México, está casado con una atleta, la saltadora de altura Romary Rifka. Alejandro decidió retirarse del atletismo y ahora es el director de Fomento Deportivo del municipio de Boca del Río, en Veracruz.

7. Fernando Platas.- Aquí otro de los grandes clavadistas nacionales. Fernando Platas Álvarez, su nombre completo, incursionó desde pequeño en dicha disciplina acuática. Sus hermanos, Enrique y Esperanza, quienes practicaron la natación competitiva, influyeron para que escogiera los clavados como su deporte favorito.

Este morenazo de espalda ancha y torneados glúteos cursó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio La Salle, además estudió en el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Estado de México, donde llegó hasta el séptimo semestre de la Licenciatura en Administración de Empresas.

Cuando tenía 15 años, en 1988, tuvo la primera oportunidad de competir en una prueba selectiva para Juegos Olímpicos, en la que ocupó el tercer lugar en la plataforma de los 10 metros, cuando tenía tan sólo 15 años.

Platas hizo su presentación olímpica en los Juego Olímpicos Barcelona 1992, y como orgullo de los clavados mexicanos, a base de persistencia y empeño, ha subido al podio en prácticamente todos los eventos de trascendencia internacional, entre ellos los Juegos Centroamericanos, Panamericanos, Copas del Mundo y Juegos Universitarios.

En su brillante historial también se destaca como ganador del Premio Nacional del Deporte que recibió el 20 de noviembre de 1995, y su designación como abanderado de la Delegación Mexicana a los Juegos de Sydney, en Australia.

El año pasado Fernando Platas nos demostró que nadie es perfecto, pues la policía de Monterrey lo detuvo tras conducir en completo estado de ebriedad. ¡Qué va!, lo importante es su gran carisma y sencillez, por eso es uno de los deportistas más queridos y admirados en México. Y ustedes ¿gustan otra copa?

6. Óscar de la Hoya.- Es boxeador, cantante, promotor estadounidense; guapo, atractivo y talentoso, lo que se conoce como un dechado de virtudes. Sus numerosos triunfos y su particular personalidad, dentro y fuera del ring, lo han convertido en un personaje que se ha ganado la admiración de miles de seguidores.

No es precisamente mexicano, pero por sus venas corre sangre azteca. Este varonil y guapo treintañero californiano tuvo su primer contacto con el boxeo cuando tenía seis años. Todo ocurrió por influencia paterna, pues éste consideraba que su hijo debía aprender a defenderse.

A partir de entonces le fue difícil separarse de los guantes de box, tanto que más adelante, de la Hoya comenzó a pelear como amateur en centenares de combates en los que se ganaría el título de The Golden Boy (El chico dorado, y no precisamente como la versión masculina de Paulina Rubio), el apodo con el que acabaría siendo conocido internacionalmente.

Con su particular forma de pelear, caracterizada por recibir pocos golpes, pasó a los anales de la historia boxística tras derrotar en un en un combate en Las Vegas a otro de lo grandes: Julio César Chávez. También ha conseguido diversos títulos mundiales en las categorías Súper Pluma, Peso Ligero, Súper Lígero y Welter.

Aunque se le conoce más por su trayectoria en el boxeo, lo suyo siempre fue la música. Esta faceta de su vida inició al cantar medio en broma durante una cena con el famoso Don Francisco, quien quedó sorprendido y le invitó a actuar en su programa. De la Hoya se negó, pues había sido invitado al popular Show de Cristina.

Cuando estuvo en el talk show se encontró con un mariachi y sin ensayar, interpretó la ranchera “Amor de los Dos”. Lo hizo tan bien que poco después firmó un contrato con EMI. Fruto de ello fue el lanzamiento del disco homónimo Oscar de la Hoya, en el 2000, por el que fue nominado a los premios Emmy.

Pese a que la fama artística le duró muy poco, actualmente trabaja en proyectos caritativos junto a la organización no gubernamental que lleva su nombre y un centro de entrenamiento para jóvenes boxeadores en Los Ángeles.

5. Juan José Veloz.- Su gusto por el agua "calientita" (y conste que no fue albur) estuvo a punto de costarle la vida a los dos años de edad. Quince años después, Juan José Veloz se convirtió en otra firme promesa de la natación mexicana.

Como la máxima figura en los 200 metros mariposa, representó a nuestro país en los Juegos Olímpicos Sydney 2000, y en los de Atenas 2004. Oriundo del Estado de México, el llamado "Tritón Azteca es licendiado en Economía por la Universidad de Arizona.

4. Rafael Márquez.- Con 28 años recién cumplidos, Rafael Márquez Álvarez, mejor conocido como Rafa Márquez en los bajos mundos del vulgo mexicano e ibérico, es otro de los jugadores del balompié que sin respetar edad, condición social, género y hasta orientación sexual, arranca suspiros y los más lascivos pensamientos.

Michoacano de nacimiento, ingresó en las divisiones inferiores del Atlas de Guadalajara desde los 13 años, equipo con el que debutó en la máxima categoría del fútbol mexicano en el Torneo Apertura 1996 en contra de los Pumas de la UNAM.

Como los cambios en la vida son indiscutibles, Rafa, sí, como le decimos todos de cariño, marchó a Europa en 1999 tras firmar con el Mónaco por 4 millones de dólares.

Desde entonces su trayectoria futbolística subiría como la espuma: En 2002 fue seleccionado nacional para la Copa del Mundo Corea Japón y un año después, fue firmado por el FCBarcelona por 25 millones de Euros.

También se consolidó como uno de los mejores jugadores del orbe tras participar en la Copa del Mundo Alemania 2006, y ahora que alcanzó la fama y el éxito en el fútbol europeo, se dice que una cláusula en su contrato de rescisión (cuando éste se termina), se encuentra valuada en 100 millones de euros. El dinero no lo es todo, ¡pero cómo ayuda!

Al igual que el “Kikin”, pero en mayor magnitud, Rafa Márquez es otro de los futbolistas mexicanos que ha ocupado un espacio en las revistas del corazón. Y es que tras su separación de la actriz Adriana Lavat, ésta se dedicó a difundir en los principales programas españoles de chismes la presencia de un@ tercer@ en discordia.

No sólo en México, sino también en Iberia, han surgido diversos rumores sobre la verdadera orientación sexual de Rafa Márquez. Como diría Ligia, en el extinto programa de televisión Desde Gayola: “no confundan a Edith Márquez con Rafa Máquez”.

3. Kikin Fonseca.- No cabe duda que el balompié mexicano no sería el mismo sin la presencia de José Francisco Fonseca Guzmán. Sí, el “Kikin Fonseca”, un hombre de pelo en pecho que desde pequeño se inclinó por el béisbol, deporte que lo llevó a participar en diversos torneos. El básquetbol fue otra de sus pasiones cuando niño.

Este futbolista, cuyo apelativo heredó de Héctor, su fallecido hermano mayor, probó suerte en el fútbol profesional hasta los 17 años tras participar en un equipo familiar en el que destacó gracias a su destreza. Así descubriría que lo suyo era el balompié.

“Kikin”, integrante dela Selección Mexicana, ha comentado que de no ser futbolista hubiera sido veterinario, sicólogo o comunicador, pues hay diferentes cosas que le apasionan de dichas profesiones. Sus colores favoritos son el azul, el rojo y el negro.

José Francisco, quien fue parte de los Pumas de la UNAM, es uno de los pocos futbolistas mexicanos que han traspasado las canchas deportivas para incursionar en las revistas del corazón, mismas en las que posado semidesnudo con el propósito de deleitar la pupila de sus decenas de seguidoras y también de uno que otro gay.

Su esbelto cuerpo, su carisma, su carácter sencillo, así como su porte varonil, lo convierten en uno de los jugadores más atractivos y populares de México. Si quieren echarle un vistazo a su trayectoria deportiva o simplemente admirar unos cuadriceps bien formados, basta con visitar su página web (¡ya ven cómo si es uno de los consentidos!).

2. Rommel Pacheco Marrufo.- Con apenas 20 años de edad, este atlético muchacho es considerado el mejor clavadista (de eso pedimos nuestra limosna) juvenil mexicano de la actualidad. Nacido el siete de diciembre de 1986, en Mérida, Yucatán, es una de las grandes promesas del deporte olímpico mexicano.

Rommel disfruta de ir al cine y le gusta todo tipo de música; además de los clavados también practica el básquetbol. Lo que más fascina del deporte es el esfuerzo y el sacrificio, así como la diversión y el triunfo.

Admira a dos grandes: a Joaquín Capilla, otro clavadista mexicano que durante los Juegos Olímpicos de 1956, en Melbourne, Australia, obtuvo medalla de Oro, y también a Michael Jordan.

Este carismático joven ha pasado a los anales de la historia deportiva en México y el mundo gracias a su participación en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, en donde no obtuvo ninguna medalla, pero demostró su calidad como clavadista al quedar en la décima posición de la prueba reina de los saltos ornamentales.

Este mozuelo se especializa en competencias de trampolín de 1 y 3 metros, así como de plataforma de 10 metros; es hermano de Irak Gree de 19 Años y Kennya Pacheco de 14.

A sus triunfos se unen, por ejemplo, la medalla de oro en Plataforma de 10 m que recibió en los Juegos Panamericanos 2003; además obtuvo dos segundos y un tercer lugar en el Campeonato Mundial Juvenil y sexto en el Campeonato Mundial.

Y por si eso no fuera poco (entre otras hazañas), Rommel fue el primer saltador en el mundo en ejecutar el clavado de tres y media vueltas atrás con giro y medio, con un grado de 3.8 de dificultad, en la plataforma de 10 metros.

1. El Místico.- Es el ídolo de niños, señoras, viejitos y también de muchos hombres, sobre todo de los gays, quienes no son precisamente aficionados a la lucha libre, pero sí al buen taco de ojo que este hombre de 77 kilos, un metro setenta de estatura, sencillo, soltero (¡quién da más!) y con muy buen sentido del humor, les da cada vez que se sube al cuadrilatero.

Poco se sabe sobre su identidad, sin embargo, sus seguidores saben que este jovenzuelo católico de 23 años es originario de Hidalgo; otros aseguran que nació en el barrio de Tepito. Todo sea por hacer de él una leyenda del arte acrobático luchístico.

Su trayectoria comienza cuando por azares del destino llega al orfanato del ex luchador Fray Tormenta. Éste se oponía rotundamente a que luchara, pero tras cumplir 14 años, el ahora llamado “Príncipe de plata y oro” terminó la secundaria y decidió dedicarse a tan riesgoso deporte; así, acudía a escondidas a la Arena México para practicar.

Desde entonces subiría como la espuma hasta lograr la fama y la aceptación del público: primero con el nombre de Dr. Karonte Jr en 1998, mismo que cambió por el de Astro Boy II en el 2000. Para el 2003 viajó a Japón donde se dio a conocer como Komachi, y cuando regresó a México, Místico ya era su apelativo de luchador profesional.

Además de ser fan de El TRI, el enmascarado estudia Electrónica en una escuela abierta y le fascina leer, sobre todo revistas o escritos de la lucha libre; en sus ratos libres observa sus actuaciones por televisión para corregir los errores que comete.

Recientemente debutó en el video musical de “Me muero”, tema del grupo español La quinta estación y cuya vocalista, Natalia Jiménez, quedó cautivada con su personalidad... y con su bien formado cuerpo.

Regresar a la página anterior


PEPITHO
25 de octubre de 2011


ash eso ke jajajajaja

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
CUYO
9 de febrero de 2011


poner fotos de mas deportistas

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
MONICA
9 de febrero de 2011


la natacion es importante

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
PAOLA
1 de febrero de 2011


poner mas fotos pongan al chicharito es reconocido

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
P u b l i c i d a d
11621


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A