30 DE AGOSTO DE 2004
La Putiza o la incipiente industria porno nacional
En México le tenemos miedo al fracaso, pero más terror le tenemos al éxito. Nos asusta la soledad pero aun más a la sexualidad. Por eso, parece mentira que en un país de machos, la segunda producción de cine porno sea gay.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



La Putiza, próximamente

 Galería de fotos

Artículos relacionados:

Premian a La Putiza como mejor película Gay

Después de "La Putiza" viene "La Verganza"

Mexicanos listos para pornografía gay nacional

La Putiza: segunda producción porno gay mexicana

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
Aparte de llenarnos de orgullo, el hecho prende los focos de lo que socialmente significa. Sabemos que los productores de Sexxxcuestro (la primera producción porno gay en México) originalmente pensaron en hacer una película porno hetero, sin embargo después de meses de estar buscando actores y actrices, la misma vida los fue llevando por lo gay y los resultados son de todos conocidos.

Una producción que en su momento fue un hit con presentación en el Museo de la Ciudad de México y toda la cosa; seguimiento en medios nacionales e internacionales en las secciones de cultura y de espectáculos de los principales rotativos del país.

Desafortunadamente quienes la crearon se ensimismaron y pensaron que Sexxxcuestro les iba a durar toda la vida; nada más falso en el mercado porno gay o en el que sea. La vigencia de la película Sexxxcuestro es el síntoma del estado en pañales en que estamos sobre producciones porno en México.

Dicho sea de paso Sexxxcuestro fue un detonante para muchas cosas más, los únicos dos portafolios de mexicanos que se han sacado en la revista gay mexicana Boys and Toys han sido producciones de Erotic Digital, casa productora de Sexxxcuestro.

Pero anda que te anda que llega a México LA PUTIZA con el tema de la lucha libre esa que tanta fama le dio a México con sus producciones de El Santo, Blue Demon y sus folclóricos enemigos: las momias, vampiresas, “mostros” y demás seres de ultratumba, con ñaca, ñaca incluido. Producciones que marcaron toda una época del cine nacional.

Con esos antecedentes, de manera juguetona pero profesional, se realizó La Putiza, segunda producción porno gay en México bajo el sello de One in Ten, la dirección de Jorge Diestra y las actuaciones de: Kankun García, Alonso, Hazel, Alex Julliet, Carlos R., César Platas, Abel Gha, Eduardo y Billy Billy.

La Putiza se presenta para goce y disfrute de los adeptos del porno, pero sin prejuicios vayamos reconociendo el acceso a la INDUSTRIA DEL PORNO Y DEL EROTISMO en México.

Durante la época de los 50s México producía películas porno de exportación a los EUA pero después de esa época la industria literalmente se esfumó y los gringuitos dijeron con permiso… lo demás es historia.

Hablo de industria porque en otros países las actividades de las casas de producciones eróticas y porno están perfectamente reguladas por legislaciones modernas que marcan lo que se hace y o que no. Que ponen reglas claras para actores, actrices y personal que tiene acceso a la seguridad social y a todo lo que un contribuyente de cualquier trabajo accede.

Bajo el Gobierno de William Clinton, los productores de cine porno se reunían con el Presidente y le daban cheques para que los fondos de los mismos se invertieran en programas de salud.

Inclusive existe una Clínica en norteamérica dirigida por una ex-actriz porno que después de trabajar en la industria erótica porno en su país, estudió y se tituló como médico y atiende hoy a los actores y actrices porno en cuanto a cuestiones de salud sexual se refiere. Hace unos meses fue esa clínica la que declaró la emergencia al descubrirse dos casos de VIH + entre actores de la industria.

Por su parte, las producciones gay han marcado pauta en la este mercado; una de ellas es el uso del condón en la mayoría de sus filmes, cosas que en pocas ocasiones o casi nunca sucede en las producciones hetero.

Todo esto para darle un contexto a lo que representa LA PUTIZA, producción de la que deberíamos de sentirnos orgullosos, nos guste o no el porno y lo que trae consigo.

La Putiza representa como su nombre bien lo dice, un golpe a la moralina, un putazo a la doble y hasta triple moral que impera en el mexicano, es una bocanada de aire fresco y una certeza que aún hay locos que desean trabajar en México con este tipo de producciones, enfrentando retos, trabas, miedos, pero dando resultados auténticos que dejan huella.

Bien por LA PUTIZA, bien por las personas que se animaron a elaborarla; lo demás ya es decisión de ustedes: cómprenla, júzguenla y si vale la pena recomiéndenla. Es una forma más de apoyar a este país, que a veces parece que se nos va.

El escritor Salman Rushdie anunció que en su libro próximo hablará de cómo la pornografía en la sociedad islámica es resultado de la segregación de sexos en la cultura musulmana, al tiempo que constituye un “símbolo de civilización”. Rushdie pone el dedo en la llaga y pone a la pornografía como “una especie de vara para medir la libertad”. Qué bueno entonces que haya producciones porno en México hechas por mexicanos y para todo el mundo, bien por este incipiente nacimiento de la industria del porno en México.

Regresar a la página anterior


P u b l i c i d a d
5264


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A