29 DE JUNIO DE 2004
Metrosexuales
Edmundo es un joven ejecutivo que a sus 32 años ha logrado posicionarse en su medio laboral, como una persona emprendedora que gusta de los retos y el éxito.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share


Artículos relacionados:

Sustituyen los hombres varoniles al metrosexual

Los “Hombres E”: Argentinos preocupados por su estética

Las nuevas categorías más allá de metrosexual

Corpomen: el centro de cuidado estético para hombres

Kaká, futbolista, metrosexual e icono gay

Los bolsos, la nueva moda masculina y metrosexual

Decae el modelo actual de la masculinidad

¡Basta de metrosexuales que no entiendo (más)!

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
En esta pasada navidad, Edmundo esperaba ansioso los regalos familiares y sobre todo el de su esposa, ya que ella le había prometido el palo de golf que le hacía falta o un casco nuevo para usar en las carreritas de go-cars con sus amigos. Sin embargo, este joven ejecutivo se quedo atónito cuando Marisela le regaló un estuche completo de limpieza facial y cremas humectantes Biotherm para hombre.

Este fragmento de vida, es cada vez más común dentro de los jóvenes y adultos jóvenes heterosexuales mexicanos. Lejos han quedado los días de prejuicios y tabúes sexuales, donde los roles de género más que distintivos de las actitudes y percepciones entre hombres y mujeres, se vivían como rígidas reglas explícitas que obligaban a cada género a comportarse y/o "reprimirse" de acuerdo al rol que socialmente les había sido asignado.

Desde finales de la década de los 70 y principios de los 80, cuando la moda Unisex comenzó a imponerse y la incursión masiva de la mujer al mundo laboral marcó una nueva pauta en las relaciones y dinámicas sociales, comenzó el proceso de desdibujar fronteras genéricas. Numerosas marcas vieron una oportunidad de mercado en lanzar productos nuevos o extensiones de líneas dirigidas a hombres y mujeres por igual, las puertas de las pasarelas internacionales dieron paso a la aceptación social de la moda masculina en lo que a ropa se refería.

En la actualidad, los usos y costumbres de la población obligan a los estudios de los estilos de vida, comportamientos y tendencias, a acuñar términos que conceptualicen en una tipología, a partir de una serie de actitudes, manifestaciones y motivadores claramente definidos.

El término Metrosexual , engloba no solo prácticas específicas y distintivas, sino formas de percibir y vivir la vida. La Dra. Gabriela de la Riva nos comenta que el este término lo comenzó a utilizar el escritor inglés Mark Simpson, a partir de la palabra "metrópoli", se refiere a los hombres de origen urbano que aprecian el valor de lo estético y que se caracterizan por vivir de forma integral tanto su parte femenina como la masculina.

Los metrosexuales son hombres heterosexuales que han evolucionado de forma integral, dejando a un lado todos los tabúes y prejuicios socialmente asignados a los hombres, es decir, su "hombría o varonilidad" no la encuentran en actitudes machistas y discriminantes, sino en la esencia de su ser. De esta forma los metrosexuales se permiten " ser" tal cual lo dicta su conciencia y sus sentimientos, por lo tanto, no tienen ningún problema en conectar con su parte femenina al liberarse de las ataduras social e históricamente impuestas a los hombres, desde siglos a tras.

Hoy por hoy, un metrosexual gusta de preparar el mismo una sofisticada cena llena de detalles con combinación de colores en los servicios, manejo de la luz con velas y lámparas tenues y aromas, así como el condimento exacto para el sazón de los alimentos, y lograr de esta manera deleitar y satisfacer a su novia, o amante.

Un metrosexual selecciona cuidadosamente el exfoliante, la crema humectante facial, así como las ampolletas fortificantes que aplicará semanalmente a su cabello. La finalidad de estos rituales, a la lente muchos podrían parecer simple vanidad, sin embargo no tienen otra intención que el sentirse y verse bien, tanto para ellos mismos como para el entorno que los rodea, incluyendo a esposas, novias o amantes.

Si durante décadas se pensaba que un hombre debería de ser "feo, fuerte y formal", hoy los metrosexuales rompen con este estereotipo limitante, para dar paso a un nuevo concepto de hombre contemporáneo, donde el equilibrio del interior con lo exterior se refleje en una apariencia armónica y estética que logré hacerlos sentir bien, y por ende, agradar a los demás.

"La apariencia es la carta de presentación", este lugar común, penosamente cierto, deja fuera a muchas personas que no cumplen con los estereotipos socialmente acordados por los pequeños grupos con poder de decisión, modelos que han sido apropiados por los hombres metrosexuales, quienes consideran que es indispensable reflejar una apariencia armónica y estética, no importando que para ello tengan que invertir pequeñas fortunas en ropa de moda y de marca, en tratamientos faciales, capilares y corporales, en gimnasios y spas , en asistir a antros, restaurantes y cafeterías de moda, en donde sean reconocidos por su buen gusto y forma de desenvolverse.

Por lo general, tienden a apegarse a estilos de vanguardia, con departamentos minimalistas, autos nuevos y originales, así como todo aquello que vaya de acuerdo con su estilo de vida moderno y trendy .

Por todo lo anterior, el nivel socioeconómico y cultural es una variable determinante para la adopción de este estilo de vida contemporáneo, ya que la ropa, los tratamientos estéticos, la asistencia a lugares chic y los automóviles ad hoc , implican un notable desembolso económico. Lo peculiar es que por costo que sea, los metrosexuales no lo viven como un gasto superfluo producto del consumismo, sino como un comodity que les brinda una seguridad, tranquilidad y proyección de imagen, y por ello invaluable.

Pero para poder conocer mejor las características de los metrosexuales a nivel mundial y el cómo marcan tendencias en el segmento masculino global, es importante entender que toda conducta, comportamiento o práctica grupal y social tiene un origen o un antecedente inmediato.

El antecedente de la tipología del hombre straight metrosexual, radica en las costumbres y hábitos apropiados por el segmento gay a nivel mundial. Las transformaciones nunca se dan de forma espontánea. Desde décadas atrás los hombres homosexuales incursionaron en el uso de productos y actitudes designados para la mujer; tal es el caso de cremas, tintes para el cabello, manejo del color en su vestimenta, distinción en la selección de platillos y lugares, entre otras cosas. Los primeros gays que marcaron la pauta para poder hacer validas sus prácticas y gustos, tuvieron que ser objeto de burlas, sátiras y reprobación social; sin embargo, a base de perseverancia y convicción lograron hacer respetar sus preferencias y estilos de vida.

Durante más de medio siglo el arreglo y la importancia de la estética en los hombres solo se asociaba con los varones homosexuales, no obstante, este segmento innovador que se caracteriza por marcar tendencias al resto de la población, solo fue el puente, el salvoconducto que los hombres heterosexuales necesitaban para incorporar a sus vidas una dotación de sofisticación, buen gusto y disfrute de la vida a partir de lo estético.

En algunos años esta tendencia actual de los hombres heterosexuales, dejará de ser noticia cuando sea apropiada por el resto de la población masculina y tan solo se identificará como un estilo de vida que se refleja en los hábitos de consumo; sin embargo, debemos de recordar a todos los valientes que rompiendo esquemas y prejuicios provocaron transformaciones sociales: los primeros hombres en usar arracadas, en teñirse el cabello, en hacerse manicure , en salir satisfechos de un spa después de una tratamiento de facial, en comprar productos light y balancear su dieta para cuidar la figura serán recordados como la punta lanza que marcó el fin de los estereotipos de género, para dar paso a manifestaciones y prácticas de plenitud y disfrute que van más allá del sexo casuísticamente asignado por los cromosomas y reafirmado por los roles socialmente definidos.

Daniel que durante años tuvo las manos rasposas y la piel seca, porque nunca se puso ni un poco de crema, ya que consideraba que las manos suaves y tersas eran solo características de las mujeres u homosexuales, en una noche cualquiera tras las palabras de su novia que le hicieron eco durante toda la noche: "ya estoy fastidiada de tus caricias rijosas, por favor hazte algo", decidió tomar cartas en el asunto. Comenzó por observar a sus compañeros de trabajo, a pedir algunos consejos tímidamente y a comprar algunos productos, tiempo después al haber visto resultados tanto en su persona como en las opiniones de su novia, conoce perfectamente los beneficios de los diferentes tipos de tratamientos, acostumbra ir a un Spa para hombres a que le apliquen mascarillas de barros, así como masajes relajantes, aprendió a combinar mejor los colores y estilos de su ropa, decidió remodelar su departamento, o por lo menos ordenarlo para que los fines de semana que compartiría con su novia fueran más placenteros. Hoy por hoy platica y socializa consejos con sus cuates del gimnasio y no siente el menor titubeo en ir a comprar lo que necesita a su tienda departamental favorita.

En la actualidad se pueden identificar algunas tipologías dentro del segmento metrosexual. Los hay quienes trabajan para la iniciativa privada y han adoptado su propia apariencia como sinónimo de éxito, por ello, las marcas reconocidas o de moda son sus preferidas. Perfectamente bien planchados y alineados, con la cara completamente rasurada y sin ningún tipo de problema en el cutis, se presentan a sus juntas y reuniones de trabajo. Saben de arte y música, gustan de cenar en restaurantes reconocidos de Polanco y Reforma Lomas, o en Park Avenue, Madison Square o en la Recoleta, cuando deciden salir del país. En esta tipología podemos encontrar a numerosos políticos, artistas televisivos, empresarios, directores de marketing, como por ejemplo: Jorge Castañeda, Santiago Creel, Luis Miguel, Eduardo Verastegui, Rafael Márquez, por mencionar algunos.

Por otro lado, tenemos aquellos que aparentemente con un look más "descuidado" se presentan con ropa más casual e informal; sin embargo, para lograr esa imagen "alternativa" y espontánea, pasaron horas probando combinaciones y acomodando su cabello para que pareciera despeinado. Esta tipología según la Dra. de la Riva, tiene su antecedente en los BoBo´s (del francés Borgois, Boheme , mezcla de burgués y bohemio) , ellos gustan de espectáculos culturales, del teatro independiente, se refugian en cafeterías como el Péndulo, La Gandhi o en el Café de la Mancha, sin embargo su ropa de es de marca al igual que sus tratamientos faciales. También se les puede encontrar en la Condesa y en San Ángel o en el East Village o Soho cuando quieren pasear por New York. En esta tipología se encuantran Gael García, González Iñarritu, Enrique Iglesias, entre otros.

Este segmento de mercado hoy por hoy resulta altamente atractivo para las diversas empresas de bienes y servios, porque han identificado en este peculiar target una oportunidad de negocio: en términos generales, los metrosexuales gozan de un alto poder adquisitivo y son capaces de gastar lo que sea por verse y sentirse bien, lograr status, reconocimiento de sus amigos o compañeros de trabajo y, por su puesto, la plena satisfacción de su novia o esposa.

Regresar a la página anterior


P u b l i c i d a d
2112


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A