30 DE JUNIO DE 2003
De filias y parafilias
En la actualidad, México continua siendo un país conservador, así que muchas veces expresar alguna parafilia puede ser condenado moralmente.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share


Otros artículos:

El acné puede impedirte conseguir trabajo

El abuso del celular te puede provocar tendinitis

Sex Calculator, la nueva forma de perder peso

Cuidado con los alimentos en temporada de calor

Colima repartirá más de 30 mil condones en Semana Santa

Aplican pruebas rápidas de VIH en Cuautla

Salud DF estima repunte de enfermos de gastroenteritis por calor

Comer alimentos duros ayuda a adelgazar

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
El ser humano es considerado hasta ahora como la única especie animal que puede sentir placer erótico, para ello utiliza diversas formas de excitación que le ayudan a alcanzar una total satisfacción, dentro de estas encontramos modos que resultan en la mayoría de los casos difícilmente aceptables por el entorno social.

Todos los hombres y mujeres nos sentimos atraídos por algo o alguien, una cosa o una persona, puede ser una tendencia, un vínculo o una unión, pero esta atracción puede llegar a ser obsesiva y es entonces cuando se considera como algo anormal.

Para profundizar en el tema es necesario presentar los significados de filia y parafilia que, si bien pueden llegar a causar confusión, con conceptos definitivamente diferentes y que comúnmente se utilizan para nombrar comportamientos del tipo sexual no normal.

Filia proviene de la palabra griega philos, que significa amor, tendencia o simpatía; mientras que parafilia es un comportamiento sexual en el que la realización o la imaginación, repetida o exclusiva, de determinadas prácticas es indispensable para conseguir la excitación.

¿Trastornos Sexuales?

Siguiendo con las parafilias, encontramos que estos comportamientos involucran la utilización de objetos o situaciones sexuales poco comunes para conseguir la excitación sexual.

Lo que para algunos es pasión, para otros es perversión, una vez que se hace presente la diversidad de conductas sexuales que tiene la humanidad son clasificadas las parafilias dentro de los trastornos sexuales.

Un trastorno sexual, nos remite a la idea de lo que es normal y anormal en el sexo, es una perversión, una desviación sexual para la satisfacción de los propios impulsos, sin llegar a la unión genital con otro individuo.

Es considerado por los especialistas como conducta sexual anormal si encontramos excesos, por ejemplo hablando en términos de amor desinteresado, puede haber filia cuando se está enamorado, pero una vez que se presenta la obsesión se convierte en algo enfermizo, ahí ya hay un problema que, o bien puede ocultarse, o sin inhibición puede salir a la luz para ser tratado por especialistas.

Tipos de Parafilias

A continuación presentamos algunos ejemplos de los diferentes tipos de patrones anormales en el comportamiento, o sea las parafilias.

Fetichismo: Es una perversión sexual, dentro de la cual el impulso se dirige hacia un objeto inanimado. Los fetichistas son en su mayoría hombres heterosexuales y muchas de sus fantasías son sadomasoquistas.

Voyeurismo: Es la observación que se limita a los genitales, es perversión, porque va ligada al vencimiento de la repugnancia, o cuando en vez de preparar el fin sexual, lo reprime. Es observar en forma oculta y sin el consentimiento de las víctimas.

Exhibicionismo: Compulsión a exponer en público los genitales para excitarse sexualmente. En su mayoría, los exhibicionistas son hombres tímidos, retraídos y dependientes, con dificultad en habilidades sociales y heterosexuales, son taciturnos, sumisos y carecen de agresividad normal, probablemente criados en familias con actitudes puritanas.

Pedofilia: Es el tipo de perversión donde se encuentra perturbado el objeto de la tendencia sexual. Es la fantasía o conducta que implica actividad sexual entre un adulto y un niño. Puede darse de diferentes formas, en relación a la orientación, puede ser de los tipos heterosexuales, homosexuales o ambas. Cabe señalar que los pedofìlicos son menos agresivos que los violadores, su edad oscila entre los 30 y los 40 años.

Masoquismo: Es la incapacidad para disfrutar el sexo sin dolor físico o emocional y el sadismo sexual es la obtención de satisfacción sexual humillando o causando daño físico al compañero.

Fetichismo transvestista: Sólo se limita al uso de ropas del sexo opuesto, se refiere a hombres heterosexuales con impulsos y fuertes fantasías de vestirse con ropa de mujer. A veces puede existir una prenda predilecta.

Entre trastornos te verás

En México, nuestra sociedad, a pesar de crecer de manera acelerada en casi todos los ámbitos, aún no se encuentra preparada para aceptar abiertamente ciertos temas, por ejemplo que un adulto tenga relaciones sexuales con niños.

En la actualidad preexiste todavía un fuerte hermetismo para tocar temas relacionados con la sexualidad. De ahí que por ejemplo en un medio tan importante como la televisión, salgan algunos bloques dirigidos a niños del tipo como “ojo, pero mucho ojo, eh?”.

O que decir de programas que tratan temas de sexualidad donde el inconveniente es que los transmiten a una hora en donde ya muchos están dormidos, ¿por qué no programarlos a las ocho o nueve de la noche, cuando una gran audiencia puede verlos?. A pesar de que hay programas televisivos en las mañanas, nos encontramos con diversos inconvenientes, tales como la escuela o el trabajo entre otras actividades, que por su desarrollo nos limitan su acceso.

Aceptar estas tendencias depende de que las personas que llevan a cabo su práctica caigan o no en la censura y en la autocensura porque hay parafilias que no afectan a terceras personas, es decir, en donde ambas partes lo disfrutan y están de acuerdo en llevarlas a cabo, como es el caso del sado-masoquismo.

Es importante establecer desde un principio nuestros gustos o preferencias, y que no nos obliguen a realizar o ver algo que nos cause una ofensa o daño.
De que todos tenemos filias, eso ni que dudarlo, hay quienes aman el sexo, las drogas y el rock and roll y ahí cada cual sus pasiones. Pero hablar de parafilias resulta para algunos un tema que es desconocido o peor aún, le dan la vuelta por considerarlos trastornos sexuales.

Sin duda alguna, cada quien sus filias y parafilias, siempre que logremos tolerar, conocer y madurar.

Regresar a la página anterior


VERO
13 de marzo de 2011


al fin nformacion relevante e informativa

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
BLANCANIEVES
25 de mayo de 2009


Muy interesante el articulo...aunke deberian poner mas material acerca de los trastornos sexuales...y cuales son considerados asi psicologicamente...o socialmente.

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
P u b l i c i d a d
5845


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A